domingo, 28 de junio de 2009

Nacimiento del alma


Esta transformación es llamada "el nacimiento" del alma por que el alma corresponde a los deseos vueltos hacia el Creador. Cuando esta fase toma lugar revela el alma del hombre. Es la intensidad de este nuevo deseo, ayudar al hombre a sentir al Creador. Este deseo de recibir placer acoplado con la intención "vuelta hacia el Creador", lo llena a sí mismo con Su presencia, Dicha Espiritual y Luz (todos estos son sinónimos de la misma sensación.) Las intenciones correctas aparecen progresivamente a lo largo del tiempo con el estudio de la Cabalá. Esta es la ciencia del intento (Kavannah), habilitando el corazón del hombre a anhelar espiritualidad. Si el hombre estudia Cabalá pero no puede experimentar un cambio altruista a su intención mientras está estudiando, se dice que está en el período "lo li chema" durante el cual no hay orientación hacia el Creador. En esta etapa el hombre aún trabaja para sí mismo y pertenece a sus deseos egoístas, a nuestro mundo. Este es el nivel que precede a cruzar el majsom (barrera)

Si el hombre no se preocupa por la transformación de su intención, no está en el nivel "lo li chema". Los gestos que él hace no tienen vida, no obstante, todos los seres deben eventualmente retornar al Creador. El cambio en la perspectiva también tomará lugar para aquellos que observen mecánicamente. Serán obligados a clarificar su relación a la vida, a su fuente, al Creador y moverse de "lo li chema" a "li chema". En cualquier caso, los gestos físicos son justificados pero el hombre debe esforzarse para sobreponerse a sus límites. Esto es lo que hace a los cabalistas diferentes.

2 comentarios:

  1. Me encanta este artículo, hace poco me hablaban de sentir preferencia por no leer a otros, porque así de esta forma se evita que 'la luz' ajena influya en la propia extracción personal, cuando se tiene un interés literario, artístico o incluso personal en esa diferencia, apesar de movernos en diferentes planos de la sociedad, razas y creencias. Aunque hay cosas que nos unen a todos como es la bondad, la risa, los intereses que nos atraen de lo del mundo.
    Realmente no estoy convencido de ello porque si cree que todoso somos UNO y Dios como tal es Único, no comprendo la inmodestia de quien niega otras influencias si lee a otros autores, y en no aceptar una invitación 'a descubrir' otras teorías espirituales. Porque es bueno cotejar o comparar experiencias propias, sentirse alentado por cosas no negativas que nos regala el amor, como la influencia importante de ese magnetismo que invisible que nos busca en el momento propicio para cambiar nuestra existencia, y que como fuente de milagros nos regala una dirección para nuestro aprendizaje. Al menos yo lo creo así y siempre he observado mi mundo alrededor a pesar de las creencias en que me he movido y que por respeto a las mismas, las guardo en mi cofre de tesoros, pues son legado para mi historia personal. Gracias.

    Me gustaría saber qué puede opinar sobre esto que pienso. No me gusta la soberbia, el rechazo por método, el creer que ya volamos sin alas o con ellas, pues si seguimos en el mundo y pensamos así es posible que nos llevemos un serio disgusto o se los demos a otros, como siempre pasa de los que escriben y no practican lo que dan a conocer como teorías espirituales para saber vivir. Ya a Osho le pasó y son muchos los que están defraudados. Menos mal que no lo leí. Tengo tanto dentro de mí que agradezco a Dios esa chispa de mi misma que me acompaña.

    ResponderEliminar