viernes, 5 de junio de 2009

¿Qué es la Sabiduría de la Cabalá?


Por qué los cabalistas piden a todos y cada uno de nosotros estudiar la sabiduría de la Cabalá?

¿Qué es el alma? ¿Cómo se desarrolla?

¿Existe algo fuera de nosotros o eso es simplemente una ilusión?

¿Quiénes son los cabalistas?

¿Cómo es posible saber quiénes somos, de dónde venimos y hacia dónde vamos?

En el punto 155, hacia el final de la Introducción del Talmud Eser Sefirot (el Estudio de las Diez Sefirot), Baal HaSulam (Rabí Yehuda Ashlag) escribe: “Por lo tanto…debemos preguntar: ¿Por qué los cabalistas obligaban a cada persona a estudiar la sabiduría de la Cabalá? En verdad hay algo importante aquí, digno de ser publicado: hay un magnífico e invaluable remedio…”.

¿Cuál es el remedio invaluable? Y él explica que todos tenemos un alma. Y esta alma existe dentro de cada uno de nosotros en un estado latente.

Para despertar el alma y abrirla, tenemos que desarrollarla para que pueda absorber la Luz Superior que viene de arriba. La progresión del alma es efectuada por la Luz Superior. La razón por la cual no nos hemos desarrollado suficientemente hasta hoy es que no hemos atraído la Luz Superior hacia nosotros.

Ahora, ¿qué método deberíamos usar para hacer esto? Mientras estamos estudiando, especialmente durante las dos horas siguientes, nosotros debemos esforzarnos por atraer la Luz Superior. Esto se logra de una manera simple: no olvidando el por qué nosotros estamos estudiando y cuál es el propósito de nuestro aprendizaje. No se trata sólo de saber lo que está escrito y entender lo que estoy explicando, sino vivirlo, alcanzarlo, sentirlo, trabajando dentro de nosotros, porque sólo estamos hablando de lo que está dentro de nosotros.

Fuera de nosotros sólo existe la Luz Superior de arriba, el Creador; y todo lo que nosotros somos capaces de imaginar –todo eso, está en uno mismo.

Los mundos espirituales, este mundo, todo lo que podamos pensar, absolutamente todo, se encuentra en nosotros mismos, dentro de nosotros. Y si nos parece que existe algo fuera de nosotros mismos, eso es simplemente una ilusión. Quienquiera que sea luego recompensado y vea estas cosas desde los mundos de arriba, verá que esto es en verdad así –que todo se encuentra dentro de un hombre.

Primero que todo: mientras estudie, piense que todos nosotros somos un gran grupo que es uniforme y especial. Tenemos un gran deseo, una gran vasija, a través de la cual atraemos una gran Luz Espiritual. Yo estoy aquí para hacer posible que este proceso se materialice, yo lo apoyo, lo estoy haciendo por usted, y usted debe esforzarse por crear una atmósfera placentera y confortable para todos nosotros juntos.

Es importante saber que estamos a punto de recibir un gran poder desde Arriba, un poder que nos ayudará a progresar y a subir la escalera espiritual. Luego usted lo sentirá y lo verá. Esto es más importante.

Adicionalmente, yo no usaré ningún libro específico y le diré cuales son mis fuentes. Pero, en realidad, no es importante de dónde proviene esto. Mi propósito es darle bases, y cada vez usaré algo de diferentes lugares en los libros.

¿Cómo nosotros adquirimos el conocimiento que usted está aprendiendo con estas lecciones?

Nosotros lo aprendimos de personas como nosotros, que vivían como nosotros, en este mundo, y de repente algo más alto que este mundo les fue revelado a ellos. Comenzaron a ver a través de las paredes, a través de la gente, a través de donde ellos estaban viviendo –dentro de cuevas, en carpas, incluso palacios. Empezaron a ver algo fuera de este mundo y comenzaron a escribir todo cuanto ellos veían y sentían.

Comenzaron a medir este sentimiento, a examinarlo y constantemente a analizarlo. En breve, ellos comenzaron a descubrir un mundo nuevo completo fuera de este.. Lentamente ellos juntaron sus impresiones en libros, los cuales se han convertido en las bases de la Sabiduría de la Cabalá.

La Cabalá es llamada “la Sabiduría de la Cabalá” porque habla de la revelación de la línea de Dios. Cómo recibir revelación del Poder Superior y sentirlo, verlo y estar unido a Él. Eso es de lo que ellos escribieron, y lo que nos han dejado.

¿Por qué escribieron? Primero ellos lo lograron y después lo escribieron. Midieron, repitieron todas sus experiencias y, realmente hablaron los unos con los otros a través de sus libros. Sin embargo, sus escritos eran entendidos sólo por aquellos que habían personalmente logrado el sentimiento desde el Mundo Superior.

Y estudiando lo que ellos escribieron, nosotros recibimos la Luz Circundante. Mientras nosotros estamos pensando y esperando atraer la Luz Circundante hacia nosotros, para disfrutarla, entonces con su ayuda nosotros también podemos alcanzar un estado donde veremos como ellos, una realidad más grande y superior. Y esta realidad nos ayudará a saber quiénes somos, de dónde venimos y hacia dónde nos dirigimos en el futuro.

Eso significa que estudiando la Sabiduría de la Cabalá y los libros escritos por los cabalistas, podemos observar dos influencias: la primera es que un cabalista está pasando su conocimiento a otro cabalista, quien puede leer y caminar a través de los mismos lugares en donde el autor ha estado –subir y bajar, exactamente como él- en pocas palabras, realmente vivir y experimentar las mismas situaciones descritas en esos libros.

La segunda influencia es sobre nosotros: por ahora la disfrutamos como Luz Circundante. Sin entender lo que es, nos esforzamos por atraer hacia nosotros el poder que nos mejorará y nos elevará hacia las mismas situaciones que a los cabalistas.

Por lo tanto, vale la pena leer estos tipos de libros, los cuales, en verdad tienen poderes especiales, grandes poderes. A pesar de que hay muchos libros escritos acerca de la Cabalá, nosotros no los leemos todos (hubo un gran número de cabalistas que escribieron en toda clase de lenguajes y de muchas formas). Sin embargo, nosotros tomamos libros especiales, escritos por gente del último nivel de Corrección, de un nivel muy alto. Además, esos libros fueron escritos especialmente para nosotros, para aquellos por debajo de la Barrera y quienes están deseando sobrepasarla. Nosotros no tenemos mucho de esos libros: los libros del Santo Arí, los libros de Ramjal (cuyas escrituras todavía no estudiamos, porque escribió en un lenguaje muy especial, al menos el lenguaje externo es escrito así), y los libros de Baal HaSulam.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada